¿Cómo escoger un dominio adecuado? Esto es más importante de lo que parece

¿Cómo escoger un dominio adecuado? Esto es más importante de lo que parece Visto 312 veces

Las ideas que se te vienen a la mente para el nombre de tu web son muy graciosas y te gustan mucho. Entonces miras que esté disponible un nombre parecido y lo compras, o se lo pides a un amigo, a un familiar o a tu informático de confianza que lo mire y que te lo compre.

Este es el primer y a veces definitivo error que suele cometer la mayoría de personas que crean una página web (incluyendo las misma empresas de diseño web o de marketing online).

 

¿QUÉ ES UN DOMINIO?

Un dominio web es la piedra angular sobre la que se construirá todo tu proyecto online, ya que de esto depende que el nombre de tu web sea recordado, que a los buscadores les parezca amigable, que describa de manera muy resumida tu actividad, que sea facil de buscar, y que te diferencie positivamente de tu posible competencia online. Sin embargo tampoco es una simple o pequeña cuestión del equipo de marketing, ya que hay criterios técnicos informáticos y jurídicos que pueden costarnos muy caro si no se tienen en cuenta.

Para seleccionar un dominio web se ha de utilizar una lógica inversa, es decir, se debe "pensar" como un cliente, NO como un propietario de una web. Y después de ello hay que verificar que éste o estos dominios estén disponibles.

Si tu web se relaciona por ejemplo con la venta de zapatos, piensa como un cliente puede llegar a tu web sin conocerte. Las posibilidades de lo que puede hacer este cliente generalmente se encuentran entre estas 2 opciones:

  1. El cliente RECIBE tu web. Conoce tu web a través de publicidad en medios de comunicación (prensa, radio o tv) o referencia directa (enlace de tu web recibido directamente por email, whatsapp, redes sociales, etc). Aquí es muy importante que el dominio sea singular, amigable, corto, que transmita tu imagen de marca, y que sea fácil de recordar. Si el dominio web cumple estas características, llegarán a tu web facil y periódicamente.
  2. El cliente BUSCA tu web. Busca contenidos relacionados a zapatos a través de los buscadores de internet (por no decir buscar en Google directamente). A continuación entrará en los primeros resultados del buscador. Google, para colocar en las primeras posiciones a una web, mira cientos de detalles de tu web. Uno de ellos y muy importante ,es tu dominio. Si dicho dominio es demasiado largo, no describe tu actividad, no tiene antigüedad, no tiene una extensión local o .com, o tiene caracteres especiales (tildes, guiones, eñes, etc), te resta puntos y te considera poco importante. Por ejemplo si mi página de zapatos se llama maría.com o zapateria-de-maría.es Google ignorará tu web. Por el contrario, con dominios como zapatosmaria.com o zapatosmaria.es ayudas de manera importante a que tu web resulte más posicionable en los buscadores, más recordable y más visible para tus posibles clientes.

Para cualquiera de estas 2 posibilidades, hay que contar también con cuestiones jurídicas como el registro de marca, que puede impedirte utilizar ciertos dominios que aunque estén libres, están protegidos legalmente por este registro. A esto hay que añadirle la disponiblidad de los nombres elegidos, y la selección de las extensiones genéricas y territoriales.

Si se tiene en cuenta estos datos para seleccionar el o los dominios web, se logrará conseguir los dominios más adecuados y seguros para nuestra web, tanto desde el punto de vista de resultados de marketing como desde el punto de vista jurídico-legal.